viernes, 4 de septiembre de 2009

Roma no merece ser maltratada

Friso decorado con crátera y roleos perteneciente a un monumento de carácter honorífico de finales del siglo I (Clunia)

El patrimonio histórico de España ha sido hasta hace unas décadas objeto de una destrucción sistemática, un abandono generalizado y un expolio constante; todo ello ante la dejadez contumaz de las instituciones y administraciones.

La presencia romana , la de mayor magnitud de la Antigüedad de las Península Ibérica, haya sido quizá la más afectada y de lejos respecto a otras culturas. Villa rurales de los siglos III-IV acribilladas por los agujeros realizados por saqueadores que acompañados por detectores de metales destrozan mosaicos únicos por unas míseras monedas de cobre, las paletada de hormigón que muchos constructores y promotores inmobiliarios han mandado echar sobre restos romanos para no tener que interrumpir las obras... Miles de ejemplos demuestran que en este país no nos hemos puesto las pilas respecto a la protección de nuestro patrimonio hasta que no hemos visto los beneficios que trae el turismo.

¡La herencia de Roma no merece ser maltratada y menospreciada de esta manera!

Por eso es agradable leer de vez en cuando noticias como ésta publicada en el diario Las Provicias el 3 de septiembre sobre la limpieza y acondicionamiento de una de las puertas del circo de Sagunto. Aquí os dejo un fragmento del artículo:















ANTES Una silla, plásticos y desechos en las ruinas. / DESPUÉS La puerta remodelada, junto al acceso.

(...) La única puerta del circo romano de Sagunto que se ha mantenido en pie desde el siglo II d. C. ha reabierto otra página de su historia. Un proyecto de rescate ha trasladado el basurero en el que se había convertido esta huella de época imperial a otra parte para que grupos de turistas bajen a la arena y contemplen el último testigo del gran epicentro de las carreras de caballos y cuadrigas.

Durante años sillas viejas, enseres, plásticos, papeles, latas de refresco y hasta material electrónico han compartido espacio con los sillares de piedra de una de las principales puertas de acceso peatonales del circo que alegró las jornadas clásicas de la vieja Saguntum.(...)


Espero vuestros comentarios....

6 comentarios:

  1. Hola.
    Rabia y pena. Los que somos amantes de la Historia sufrimos con estas cosas. Creo que forma parte de la falta de respeto general que hay a uno mismo y a la educación (en el contexto escolar) que sufrimos ahora. Si no se respetan a sí mismos, ¿cómo lo van a hacer a los antepasados?
    ¿Qué vamos a decir en un país que sufre fuga de cerebros y donde se tiene en cuenta el trabajo en Atapuerca, por ejemplo, cuando le dan un premio, después de años y años de trabajo sólo respetado por los especialistas y amantes del entorno?

    ResponderEliminar
  2. @Negrevernis:

    Querido amig@....con las barbaridades que se han hecho en este país con el patrimonio arqueológico bastaría para hacer un voluminoso libro de agravios. :D Para mí un problema grave está en la educación indolente y memorística que se imparte actualmente en España. No nos enseñan a tener una mente crítica y a pensar por nosotros mismos. Por otra parte los que hacemos una carrera de "letras" sea historia, filología hispánica o arqueología se ven muchas veces desalentados por el poco apoyo que desde la sociedad se les presta.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Coincido con Negrevernis, se trata de rabia y pena. Realmente me he quedado de piedra ante la descripción del estado de esta zona arqueológica, esas palabras... 'sillas viejas, enseres, plásticos, papeles, latas de refresco y hasta material informático' se quedan grabadas en la mente de cualquier amante de la cultura clásica. No me imagino ver uno de mis adorados monumentos en semejante estado, y por supuesto me alegro de que se hayan tomado medidas, aunque no pueda evitar pensar en cuántos casos semejantes se darán, al respecto de los cuales nada se hace. Verdaderamente trágico.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. lo de Sagunto... efectivamente... CLAMA EL CIELO!

    ResponderEliminar
  5. Ya le comenté a Isabel Barceló, o Romana, la satisfacción que me había supuesto tropezar con vuestros blogs en este deambular por los áridos desiertos culturales, reales y virtuales, de esta Hispania nostra. El lamentable "affaire" Numancia es sólo la punta de esta costra de mugre que ahoga la convivencia nacional. Estoy contigo en que la dichosa crisis quizá nos haya venido bien. A ver si valoramos por necesidad lo que despreciamos por necedad.
    Vuestros blogs me han supuesto un estímulo para decidirme a publicar mi primer blog "Sobre historias y leyendas", al cual te invito y con el cual me presento; aunque aposentarme junto a unos espacios tan apabullantes como los vuestros no deja de intimidarme, me agrada vuestra compañía aunque sea desde la lejanía de los del montón.

    Muchas gracias y un cordial saludo.

    Angel Molledo

    ResponderEliminar
  6. @ Ángel Molledo:

    Ante todo primero al mundo de la blogosfera...no tengas miedo de nuestros blogs porque todos nosotros una vez nos enfrentamos a un post en blanco...perseverancia y ánimo!! Te enlazo tu bitácora.

    Un saludo y suerte

    ResponderEliminar