martes, 1 de septiembre de 2009

Hallan restos de la casa de campo del emperador Vespasiano


Un grupo de arqueólogos británicos e italianos ha descubierto en la provincia de Rieti, en el centro de Italia y próxima a Roma, restos de la que creen que podría ser la casa de campo en la que el emperador romano Tito Flavio Vespasiano (9-79 d.C.) pasaba su tiempo de descanso.

Los científicos, según informa hoy el diario italiano «La Stampa», han identificado el perímetro de la construcción y han hallado materiales que decoraban y daban forma a esta antiquísima villa, situada al noreste de la región del Lacio y que pertenecía a alguien poderoso, a tenor de las salas de recepción, las termas y columnatas de las que aún queda rastro.


El esplendor que en otra época pudo tener esta residencia de campo queda particularmente reflejado en la sala principal de la villa, donde aún se pueden ver incrustaciones de mármol policromado proveniente del norte de África.

Es precisamente la magnificencia de esta sala, que en otra época tendría sus paredes revestidas con mármol, uno de los motivos que hace pensar a los arqueólogos que el propietario de la villa era Vespasiano, fundador de la dinastía Flavia y emperador del Imperio romano desde el año 69 d.C. hasta su muerte.


Proceso de romanización

“No hemos encontrado aún ninguna inscripción y por tanto no hay certezas. Pero la época, la calidad de los ambientes, el lugar, y además la unidad de esta villa, el hecho de que no haya otras alrededor… En definitiva, todo hace pensar que era una residencia de la dinastía Flavia”, explica Filippo Coarelli, responsable del descubrimiento, en declaraciones que recoge «La Stampa».


El hecho de que no muy lejos de allí, en el municipio de Cittareale, se haya localizado el “vicus” de Falacrinae, el asentamiento romano donde nació Vespasiano, sustenta aún más la teoría de que esa imponente villa pertenecía al emperador que dio inicio a la construcción del Coliseo de Roma. Los arqueólogos creen que es probable que Vespasiano quisiera regresar victorioso, ya convertido en emperador, al sitio que le vio nacer y que por eso decidiera construir allí su casa de campo, una residencia de la que ya el cronista Suetonio habló en su libro «De vita caesarum» (La vida de los césares). El escritor romano (70-140 d.C.) hablaba de una casa de campo “en los montes cercanos a la ciudad de Rieti” en la que Vespasiano pasaba el verano.


Próximo a Cittareale, en el municipio de Cascia, ya en la actual región de Umbria, se han descubierto además restos de un antiguo foro romano, una plaza de reunión popular de 60 por 100 metros y que estaba adornada con columnas, templos y edificios públicos. Estos dos últimos hallazgos arqueológicos permiten entender un poco mejor, según Coarelli, el proceso de romanización de una zona que hasta el año 209 antes de Cristo estaba poblada por gentes que no hablaban latín.

Vía: Efe

2 comentarios:

  1. Siempre es una bonísima noticia para los amantes de la Historia el buen trabajo de los arqueólogos.
    Gracias por mantenernos informados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. @Negrevernis:

    Gracias por hacerte seguidor de mi blog....tienes razón a la hora de afirmar que es una estupenda noticia. A los que nos gusta y hemos estudiado la historia en este caso la romana en profundidad nos entusiasma encontrar evidencias terrenales que nos confirman lo que leemos sobre papel. Es una sensación especial igual que la que te embarga cuando visitas el foro de Roma o Pompeya!!

    Un saludo

    ResponderEliminar