miércoles, 31 de diciembre de 2008

Una verdadera matrona romana


Cornelia Africana (180 a.C-110 A,C), esposa del militar y consúl Tiberio Sempronio Graco e hija del celebérrimo general Publio Cornelio Escipión el Africano, ha pasado a la historia como Madre de los Gracos, ya que dio a luz a los que llegarían a ser los políticos populares más importantes del siglo II a.C: Tiberio y Cayo. Fue una mujer culta e inteligente, de la que el escritor Plutarco destaca en su obra Vidas paralelas su saber estar y su hospitalidad. Firme defensora de la cultura helenística en Roma, a su alrededor se formo una camarilla de hombres cultos y literatos.

Pero ante todo fue una madre, que se dedicó en cuerpo y alma, a la crianza de sus hijos ofreciéndoles una esmerada educación dirigida por el preceptor y filósofo estoico Blosio de Cumas y por los cuales rechazo una oferta de matrimonio del mismísimo rey de Egipto, Ptolomeo VIII Evérgetes.Una anécdota nos da cuenta de esta actitud maternal. Un día, en el curso de un banquete ofrecido en su villa, sus invitados le reprocharon que no luciera sus valiosas joyas. Ella (en la imagen sentado rodeada de sus hijos), muy pizpireta, fue en busca de sus hijos (en total, tendría unos 12), y los presentó a los asistentes al ágape diciendo: "Aquí tenéis a mis mejores joyas".

*La imagen que ilustra esta entrada pertenece al cuadro pintado por neoclasicista francés Noël Hallé titulado "Cornelia, madre de los Gracos".

11 comentarios:

  1. Una de las grandes figuras femeninas de la historia de Roma
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Coincidio con Morgana: es una figura femenina clave de la historia de Roma. Gracias por recordárnosla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por dar a conocer tan interesantes anecdotas de la historia de Roma.

    Saludos,

    Caroline Barrio

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestros comentarios. Tras un periodo de esterilidad en el blog debidos motivos laborales, Historia Romana vuelve a estar en activo.

    Próximos artículos:

    Roma en Hibernia
    Influencia de Roma en los mitos latino-americanos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Tienes una temática muy interesante, te iré leyendo poquito a poco... siempre me ha apasionado la historia, en especial la Antigua.

    Ckonocia al personaje, aunque no la cita... saludos

    ResponderEliminar
  6. Una mujer extrarodinaria. De hecho, los romanos le dedicaron una estatua, que se colocó en el Pórtico de Metelo, luego modernizado y convertido en Pórtico de Octavia. De esa escultura sólo queda el pedestal, que puede verse en los Museos Capitolinos. Una mujer para quitarse el sombrero. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Un ejemplo de matrona romana, es verdad. Siempre me gustó esa anécdota de las joyas.
    Un gusto para mi haber encontrado este blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Uy que interesante tu blog.
    Acabo de encontrarlo y la verdad que me agrada, porque aun no habia visto mucho sobre historia antigua.

    Con tu permiso te enlazo.

    Un saludo

    Diana de Méridor

    ResponderEliminar
  9. No hay ningún personaje, sea hombre o mujer .en la historia que se compare a semejante mujer, me quedo sin palabras frente a ella, ni cesar, alejandro, gengis khan pueden compararse a esta mujer tan virtuosa. Soy un hombre que tiene algo de machista pero no puedo quedarme callado sobre lo que pienso de esta mujer tan admirable.

    ResponderEliminar
  10. Cornelia es una figura sumamente interesante de la historia romana, aunque muy idealizada en la tradición literaria posterior. Te recomiendo el libro de la historiadora Susanne Dixon, Cornelia Mother of the Gracchi, una excelente biografía que trata de seperar verdad y leyenda en torno a este personaje tan apasionante.
    Muy interesante tu blog!

    ResponderEliminar
  11. me ha gustado mucho poder descubrir este blog. sencillamente... excepcional!

    Tiberio Graco, sobretodo, es uno de los personajes más enigmáticos de la historia de Roma. Muchos han querido ver en él una suerte de "revolución agraria", si bien, parece haber sido más un reformador del ejército... enigmático como todos los Graco.

    un abrazo!

    ResponderEliminar